Economía monetaria

Economía monetaria

La asociación económica es el único instrumento para contrarrestar los efectos del carácter anónimo de la economía monetaria. La asociación funciona como una especie de economía natural consciente, asociando sus elementos y actores desde el contacto y conocimiento de las personas y la gestión de las condiciones existentes en la comunidad asociativa.

“El hecho de que hoy en día no entendamos la importancia de sucesos que han conducido a esta confusión, se explica por la razón siguiente: más o menos en la época en la que tuvieron lugar en la historia moderna de la humanidad el Renacimiento y la Reformación, los metales preciosos que llegaron de América Central y Sur condicionaron el cambio de la economía natural hasta entonces predominante a la economía monetaria. A raíz de ello se produjo una importante revolución económica en Europa. Y se produjo una nueva situación que todavía sigue repercutiendo en la economía del presente.”

Del Estado unitario al organismo social trimembrado, Zúrich, 19 de marzo de1920, GA 334

 

Rudolf Steiner sigue, explicando cómo este cambio de las condiciones afectó gravemente la economía natural, que fue la habitual hasta aquel momento: En el anterior sistema de trueque de la economía natural, era necesario que el producto que se iba a intercambiar por otro, tuviese una calidad lo suficientemente alta, un valor reconocible por la persona que lo acepta en cambio por el suyo, un valor equiparable. Esto significaba que el que quería adquirir algo tenía que producir algo y que este algo tuviera un valor obvio y trasparente.

En la economía monetaria, el dinero ocupa el lugar antes ocupado por los objetos y su valor obvio y visible. “Ahora bien, después de convertirse en un objeto económico real, al mismo tiempo el dinero crea una realidad ilusoria, ejerciendo un efecto de tiranía en las personas.”

Por ejemplo el efecto de ilusión en la actual economía crediticia como parte importante de la economía monetaria. En muchos casos, sobre todo cuando el Estado invierte en infraestructuras, lo conseguido por el crédito ha dejado de existir o ha sido sustituido por otra cosa, sin embargo la población todavía sigue pagando los intereses por cosas que ya han desaparecido y ha dejado de tener valor. Son problemas que pueden afectar incluso la economía global.

El dinero  acreditado también tiene in lado “positivo”:  Se puede seguir tratando como una mercancía, pero mercancía que no es perecedera como los bienes intercambiados en la economía natural. Es decir, el que hace negocios con el dinero es más libre y actúa independiente de los que producen y venden bienes reales.

 

“El dinero, por así decirlo, hace que el ser humano se pueda emancipar del proceso económico como tal; el dinero se convierte un proceso económico en sí mismo.

Esto es de gran envergadura. Porque en la antigua economía natural, el individuo dependía del individuo. ... En la economía monetaria, por supuesto, el capitalista sigue dependiendo de los que trabajan, pero es una persona ajena y lejana para los que trabajan. ¡Cuán distante está el que hace negocios con el dinero de los que trabajan para pagar los intereses!

En la economía monetaria se abren brechas enormes entre las personas. El ser humano ya no siente cercanía con el prójimo. Esto debe considerarse si se trata de lograr que las masas de la población trabajadora, ya sean trabajadores espirituales o físicos, vuelvan a tener alguna relación  cercana con los que hacen posible la actividad económica con sus inversiones de capital.

Y esto sólo puede realizarse a través del principio asociativo, con personas que se unen con otras personas. El principio de asociación es una exigencia de la vida social, una exigencia tal como la he caracterizado, no una exigencia como la que suele funcionar en los programas socialistas.”

El futuro social, segunda conferencia, GA 332a

 

Autor: Michael Kranawetvogl