contacto   búsqueda  impressum 
  
 enlaces 

 

La trimembración social

La globalización es una oportunidad perdida.
Quien cuente con la mano invisible del mercado,
se equivoca e invita a la equivocación.
Todos y cada uno debemos poder vivir del mercado
y no solo en los países industrializados.

Cada individuo representa la humanidad

Sentido y objeto de la trimembración social es sencillamente
no medirlo todo con el mismo rasero.
La cultura, la política y la economía tienen cada una su propia lógica
y tienen de ahí su propia forma de organizarse.
Tienen que encargarse de sus propias relaciones internacionales
en lugar de abandonarlas o dejarlas bajo el control del estado.

Las decisiones económicas deben ser tomadas a escala global
mientras que las decisiones culturales deben adoptarse individualmente.
Entre ambas hay decisiones que se corresponden con las reglas de la
mayoría democrática. Campos como el derecho de la propiedad y el trabajo
así como la protección del consumidor responden a esta regla.

Resulta especialmente interesante el enfoque que tiene la trimembración social
de fijar los límites o fronteras entre la cultura, la política y la economía.
Bajo este enfoque la educación y la sociedad civil
pasan a formar parte de la cultura.

La cultura vive de la libertad,
pero no de cualquier libertad de ámbito nacional,
sino de la libertad individual.
Cada uno debe elegir libremente
poder ser un aventurero cultural y fronterizo.

Cada individuo representa una minoría

Webdesign by Mac Berlin  / Optimized for Firefox 

Trias Publica
La trimembración social

La cultura, para desarrollarse, necesita de la libertad - no la libertad de las naciones, sino de la libertad del individuo. Lo cual, obviamente, no significa que los individuos no puedan formar grupos. Cada individuo debe poder, no obstante, adoptar una postura que lo separa o la separa de cualquier grupo, y al mismo tiempo debe poder franquear cualquier barrera cultural cuando lo desee. En ese sentido, cada ser humano forma una minoría en sí mismo.

Los precios injustos generan una irresponsabilidad global. El que cuenta con la naturaleza aleatoria del mercado se engaña a sí mismo o engaña a los demás. Si no debe haber perdedores, entonces los seres humanos tendrán que asociarse, de manera que juntos puedan ver cómo funciona el sistema económico. la globalización dejaria de ser un problema para volberse el medio de la solidaridad globalizada. La economía sólo comienza a cobrar sentido si es entendida de la siguiente manera: cada ser humano representa a toda la humanidad.

Más allá de las cuestiones económicas o culturales, existen también otras que se prestan a las reglas de la mayoría. Y que incluyen la protección del trabajador, del consumidor y otras normas de seguridad afines. Sin embargo, quien no logra entender los límites de las reglas de la mayoría, lo quiera o no, está encendiendo la mecha de las guerras del futuro.

 temas 

 

 web-site