¿Qué es una asociación económica?

07.03.2021

 

Índice

 

¿Cómo se define la asociación económica?

Asociación y cooperativa

¿Cómo se constituye una asociación?

Consciencia de los procesos económicos de una asociación

La asociación es autónoma

La producción se rige según capacidades. No se adaptan las capacidades al plan de producción

Autonomía de la actividad económica asociativa

Necesidad Individual y regulación

Libre acción sin necesidad de intervención externa

Determinar las necesidades reales de los consumidores

Agentes y mediadores con experiencia, conocimiento e información

Decisiones objetivas

Compromisos y contratos

 

La comunidad asociativa es un modelo organizativo económico social y solidario en el marco de la trimembración social, es decir un modelo organizativo en el que se vive la autonomía del ámbito económico, que es capaz de darse su propia organización, independiente de lo que el Estado o la política considere adecuada para la economía, sin intervención estatal en forma de subvenciones o impuestos para los productores.

“Pero esto sólo puede suceder mediante el principio asociativo, a través de comunidades asociativas con contacto de persona a persona. El principio asociativo es una exigencia de la vida social.”

Rudolf Steiner, El futuro social, segunda conferencia, GA 332a.

En el contexto de la trimembración social, una “asociación” se entiende como una agrupación, alianza, cooperación, comunidad, no como forma jurídica de asociación. La idea es asociar libre y adecuadamente las capacidades y necesidades, las personas, ideas, medios de producción, etc.

 

¿Cómo se define la asociación económica?

No hay recetas y modelos fijos. La asociación de conforma según las condiciones y capacidades de los miembros. Una asociación se puede formar alrededor de una granja central o como comunidad de granjas pequeñas. Puede ser centrada en la producción de un solo producto o en varias según zona. La tarea central puede ser la de la producción o de la distribución. En todo caso siempre se organizan los productores, distribuidores y consumidores, y las personas que se encargan de la transformación y el refinamiento de productos naturales/rurales. Habrá una percepción mutua entre todos, en la medida posible, contrario a las grandes estructuras económicas en las que gobiernan las “fuerzas ciegas” o la “mano invisible” del mercado. Los procesos se organizan más allá del Estado o del gran mercado global.  Cada uno ve lo que hace y necesita el otro. Esto significa que las tendencias egoístas y capitalistas del Mercado se pueden transformar. Sentido de comunidad, no comunismo.

 

Asociación y cooperativa

Asociación no significa colectivización o cooperativización porque la autonomía de las empresas  o miembros individuales sigue intacta. De esta manera se conserva y protege la productividad de cada personalidad con iniciativa empresarial a base de sus capacidades y conocimientos individuales.

¿Cómo se constituye una asociación?

La acción inicial normalmente es invitar a los posibles socios (un “grupo promotor”) a una mesa redonda. Primero habrá que analizar los recursos y las condiciones económicas que compartimos. Segundo, hay que analizar la situación de demanda actual y futura, y cómo se pueden fijar los precios de los productos. En base de ello, se cambiarán los parámetros económicos (cantidad, precio, …). Cada socio actúa según sus capacidades pero con una visión de las cosas compartida con los demás. La diferencia clave con los procesos económicos habituales es la transparencia y la voluntad percibir lo que sucede en la comunidad.

Por ejemplo la organización de la producción puede ser de una o más de una granja que produce para la comunidad/los consumidores. El grupo de consumidores se compromete a adelantar los costes de producción (semillas, sueldos, costes de distribución, …), independiente del resultado de la cosecha. Esto significa que el precio de los productos se define en parte por este pago adelantado, no por una fijación del precio posterior. El riesgo de una mala cosecha, pero también un resultado inesperadamente bueno es asunto de todos, no de la sola responsabilidad del productor.

En una asociación, un socio de la mesa redonda puede ser un distribuidor de productos ecológicos. Es un contramodelo a la producción/distribución no coordinada del mercado libre. El productor tiene cierta garantía de poder vender sus productos a un precio justo, y no depende de los precios del “mercado”.

 

Consciencia de los procesos económicos de una asociación

La fragmentación y especialización del trabajo en la economía, la mecanización de procesos de producción, y la digitalización del conocimiento y de procesos de decisión en la industria moderna han hecho que el ser humano se sienta prescindible donde antes se sentía imprescindible y unido con el objetivo y producto de su trabajo. Los movimientos y flujos del capital son anónimos, imposible de prever y difíciles de controlar. El origen y el modo de producción de los bienes y mercancías se diluye en muchas etapas a lo largo de todo el mundo. Los factores del establecimiento del precio final de un producto que compramos en el supermercado no es transparente para el consumidor.

La asociación económica es una comunidad regional de productores, distribuidores y consumidores en la que todos tienen la oportunidad de participar de una manera consciente en los procesos económicos.

Para fomentar la cooperación local/regional, la economía asociativa da prioridad al intercambio regional. Se fomenta los canales cortos de comercialización y la venta directa, sin intermediarios.

"La amplitud de semejantes asociaciones dependerá de las condiciones respectivas. Muy pequeñas, resultarían demasiado costosas; muy grandes, trabajarían sin la debida orientación.”

Los puntos centrales de la cuestión social, GA 23

 

La asociación es autónoma

"La asociación no es una organización, no es una coalición. Se constituye por el hecho de que se unen dos personas activas en la vida económica, bajo la condición de que las actividades de cada individuo no sean dirigidas por alguna oficina central, sino que en lugar de ello el individuo pueda contribuir sus capacidades y conocimientos especiales. Y de este tipo de asociaciones, en la que cada uno hace lo mejor que puede, y en la que las actividades son el resultado de una armonía entre todos, puede resultar toda la vida económica restante."

Polaridad mundial entre occidente y oriente, décima conferencia, GA 83

 

La producción se rige según capacidades. No se adaptan las capacidades al plan de producción

“Será necesario que las asociaciones se formen basadas en el profesionalismo y la experiencia de las personas que trabajan en ellas. De ahí una organización o empresa se afiliará a otra. ... Así se creará una red de asociaciones económicas. El que esté en una asociación sabrá que en la otra, con la por ejemplo hay intercambio de bienes, hay otra persona cuyas cualidades y conocimientos son conocidos. De esta forma se genera transparencia entre las asociaciones. “

La crisis del presente y el camino hacia el pensar sano, quinta conferencia, Stuttgart, 8 de junio de 1920, GA 335

 

Autonomía de la actividad económica asociativa

El ideal de la economía autónoma incluye la ausencia de subvenciones estatales, sobre todo porque estas normalmente benefician a las grandes multinacionales basándose en criterios económicos (hectáreas de la empresa agrícola, número de empleados, etc), no en los valores reales producidos (por ejemplo un producto de agricultura biodinámica producido con métodos respetuoso con el medio ambiente).

 “En el curso de la evolución de la humanidad, la esfera económica ha ido ampliándose. Partiendo de la economía doméstica, se ha desarrollado la economía de la ciudad, y de ella la economía nacional.  Es irreal querer organizar, en forma abstracta, las fuerzas económicas en el marco de una comunidad mundial. La tendencia de transformar las economías nacionales en comunidades económicas, ha conducido al caos social de nuestro tiempo.

La esfera económica tiende a organizarse por sus propias fuerzas, libre de instituciones estatales, pero también libre del modo de pensar estatal-político. Sólo lo alcanzará si, según puntos de vista puramente económicos, se forman asociaciones integradas por consumidores, comerciantes y productores. La amplitud de semejantes asociaciones dependerá de las condiciones respectivas. Muy pequeñas, resultarían demasiado costosas; muy grandes, trabajarían sin la debida orientación. Una asociación entrará en comunicación con otra de acuerdo con las necesidades de la vida.”

Los puntos centrales de la cuestión social, GA 23

 

Necesidad Individual y regulación

“Como de las experiencias del presente resulta, como exigencia social, la administración libre y autónoma de la vida cultural, así también para la esfera económica, el trabajo asociativo. En la vida humana moderna, la economía es la totalidad de producción, circulación y consumo de mercancías. Por medio de estos procesos se satisfacen las necesidades humanas. Dentro de ellos los hombres ejecutan sus actividades. Cada uno, con sus intereses particulares, tiene que contribuir mediante su parte de actividad. Sólo el individuo mismo puede saber y sentir lo que realmente son sus necesidades; y, según su estimación del todo de las condiciones de vida, quiere formarse un juicio sobre lo que él mismo ha de ejecutar.”

Los puntos centrales de la cuestión social, GA 23

 

Libre acción sin necesidad de intervención externa

 

“Semejantes comunidades asociativas pueden formarse en cualquier momento y que no encierran nada de utópico. Nada impide su formación sino el hecho de que el hombre de nuestro tiempo quiere "organizar" desde afuera la vida económica en el sentido en que para él la idea de la "organización" se ha convertido en una sugestión. En cambio, la organización económica que se basa en el asociarse libremente, es la contraimagen de aquella propensión a querer organizar desde afuera para que los hombres cooperen en la producción. Por el asociarse, los hombres se unen unos con otros, y la razón del individuo engendra lo metódico del todo.

Los puntos centrales de la cuestión social, GA 23

 

A las posibles objeciones a la iniciativa económica libre, Rudolf Steiner contesta como sigue:

“Se podría objetar: ¿para qué sirve que el pobre (el obrero) se asocie con el que posee los medios de producción, ya que sería mejor que la producción y el consumo se regularicen desde afuera, en forma "equitativa"? Pero tal ordenamiento organizador suprime la fuerza individual de libre creación y deja la economía sin aquello que únicamente se origina en dicha fuerza. Si a pesar de todos los prejuicios se hiciera la prueba, incluso con una asociación del obrero con el dueño de los medios de producción: éste necesariamente tendrá que retribuir a aquél —si no intervienen otras fuerzas que las económicas— lo que compense el trabajo realizado. Actualmente se habla de estos problemas, no por los instintos que tienen su origen en las experiencias de la vida, sino según el estado de ánimo que no se basa en pensamientos económicos sino que se ha producido por intereses relacionados con la conciencia de clase y de otra índole. Esto se debe a que en los tiempos modernos en que justamente la vida económica se ha tornado cada vez más compleja, el hombre no supo responder a ello con ideas puramente económicas.

Lo impidió una vida espiritual que no es libre. Los hombres actúan en la vida económica en forma rutinaria, sin tener idea de las fuerzas estructurales y dinámicas de la economía. Trabajan sin la debida comprensión de la vida humana en su totalidad. En las asociaciones los hombres llegarán a conocer, mutuamente, lo que cada uno necesariamente debe saber. Se formarán experiencias sobre lo económicamente posible, porque los hombres juzgarán conjuntamente, en base a la comprensión y experiencia que cada uno recoge en su sector.”

Los puntos centrales de la cuestión social, GA 23

 

Determinar las necesidades reales de los consumidores

Una comunidad económica asociativa, se rige por las ideas opuestas de producción (capacidad de producción) y necesidad (consumo). Entre estos criterios guía, se toman las decisiones de producción y de precio. Los responsables de las decisiones no tomarán en cuenta la producción de productos que no tienen ningún valor desde un punto de vista político-económico. Por ejemplo, será prácticamente imposible dar prioridad a la producción de productos que no tienen ningún valor económico social (como pueden ser dispositivos de videojuegos) aun en el caso de que haya una demanda grande.

"Hoy el precio lo determina el mercado, en función de que haya personas con el poder adquisitivo necesario para comprar los bienes producidos. Un orden social saludable debe estar orientado a proveer los bienes de las que las personas tienen necesidad, es decir, que el precio corresponda lo máximo posible al valor de los bienes.

En lugar del caótico mercado actual, debe haber una institución que no tiranice las necesidades de consumo, como sucede en las cooperativas de trabajadores o por la cooperativa socialista de producción masiva, sino investigue las necesidades de consumo para determinado de acuerdo a ello cómo satisfacerlas-“

El futuro social, segunda conferencia, GA 332a.

 

Agentes y mediadores con experiencia, conocimiento e información

Es importante que haya contactos personales. Un grupo de “agentes”, o “dinamizadores”, es decir personas que son expertos en su campo técnico, se encargarán de averiguar dónde hay necesidades concretas, y dónde hay personas con que poseen capacidades concretas. Los “agentes” son representantes del ámbito cultural-espiritual, expertos en biología, agricultura, economía, etc. Los expertos de producción se complementan con los de la distribución y del consumo. Sus criterios de decisión serán principalmente éticos, representando de esta manera al ámbito cultural-espiritual en los aspectos de conocimiento científico-profesional y de la ética.

La tarea de los “agentes” o las “agencias“ es tener y proporcionar la información lo más completa posible de la realidad de las condiciones de producción, las necesidades de consumo y las posibilidades de distribución. Los expertos trabajan para la asociación entera, y no dependerán de empresas que quieren posicionar sus productos. Son consultores con altos conocimientos que pueden intervenir en decisiones a tomar entre todos.

"En primer lugar, se necesitarán agentes en las asociaciones, que no sólo se interesarán por el hecho de que la persona para la actúan como agentes venda tanto como sea posible, sino que también se preguntarán qué tipo de necesidades hay, y que además serán expertos en cómo producir para satisfacer estas necesidades.

Esto sería el primer eslabón de la asociación. El segundo es el de los expertos en consumo, comercio y producción. Son representantes de la vida espiritual libre, porque esta incluye las capacidades generadas en la vida espiritual para que sean útiles en la vida productiva económica."

¿Cómo actuar para promover el impulso de la trimembración del organismo social?, novena conferencia,  Stuttgart, 16 de febrero de 1921

 

Decisiones objetivas

"El lugar de la oferta y demanda, las asociaciones pueden poner los resultados de la negociación contractual entre los grupos de consumidores y productores, por un lado, y entre los representantes de los productores por otro. Si en estas negociaciones se asegura que nadie pueda erigirse en juez sobre las necesidades del otro, solo se negociará lo que es posible en base de las condiciones naturales y las capacidades de trabajo."

Artículos sobre la tripartición del organismo social, IV. Trimembración social y confianza social (Capital y Crédito), GA 24

 

Compromisos y contratos

El funcionamiento y la cooperación en una asociación económica son muy distintos a la economía mundial habitual. Para un entendimiento entre todos (productores, consumidores y distribuidores), es muy aconsejable el previo compromiso compartido y un contrato en el que se especifican temas de cooperación como los siguientes.

  • No será posible cooperar con productores que externalicen la producción a otros países por motivos económicos, por ejemplo para reducir los costes de producción, o cooperar con productores que compren productos en otros países por precios más bajos. Si las personas asociadas no se comprometen a estas reglas, no será posible hacer funcionar o ni siquiera crear una asociación económica. (En este contexto resultan problemáticas las subvenciones estatales que reducen artificialmente los costes de producción y los precios de productos en un país.)
  • Los miembros de una asociación seguirán acuerdos mutuos de ahorrar recursos naturales y reducir a un mínimo absoluto el impacto medioambiental.
  • Habrá el  compromiso de distribuir las ganancias de una manera que asegura la satisfacción de las necesidades de los cooperadores.
  • Para que haya un lenguaje común y una percepción mutua, las empresas harán transparentes y mutuamente accesibles sus datos de contabilidad.
  • Los propietarios de tierra se comprometen a no vender o agravarlos para que el suelo siga siendo propiedad de nadie, es decir de todos y de las generaciones futuras, que tendrá la garantía de derecho de uso de esta tierra. Es suelo no se puede tratar como si fuera una mercancía. Solo la mercancía, como algo hecho por el ser humano, tiene valor que se expresa en precio y puede ser verazmente vendido y comprado.
  • Los miembros se comprometen a que el capital propio, la tierra y el capital de préstamo pueda ser puesto a disposición a las personas que mejor uso puedan hacer de ellos. El suelo será protegido de ser vendido por motivos de especulación o inversión de terceros.
  • Una opción recomendable es que los socios hagan sus transacciones de trueque y compra/venta mediante un propio sistema de contabilidad, en el que aparece lo que cada socio tiene en su cuenta de servicios prestado/recibidos y productos comprados/vendidos. Este sistema hace disponible dinero virtual para la compra sin necesidad de créditos de parte de un banco externo.

Fuente: Hurter, Isler: ”Economía asociativa. Lo que Rudolf Steiner entendía por asociación económica” (Assoziatives Wirtschaften. Was verstand Rudolf Steiner unter einer wirtschaftlichen Assoziation?)   Verlag am Goetheanum