Banca Ética

La Banca Ética se rige por el principio de la financiación de proyectos con impacto social y medioambiental positivos y la no intervención en actividades especulativas, y por la transparencia de todos los proyectos financiados. El objetivo ético general es que los clientes y responsables de la banca desarrollen una conciencia común de la relación ahorro-crédito.