Antroposofía y trimembración social

Índice
Entender la trimembración social desde la constitución trimembrada humana
Adquirir un conocimiento de la evolución de la humanidad
Conocer las condiciones para una construcción humana de la sociedad.
La antroposofía como ciencia que ayuda a comprender la actualidad y las condiciones sociales


Entender la trimembración social desde la constitución trimembrada humana

Rudolf Steiner concibe la trimembración social fundamentada en el conocimiento del ser humano. En lugar de observar la realidad social para sacar conclusiones y proponer reformas, Steiner siguió un método que partió de la pregunta de cómo debe ser el organismo social para estar al servicio del ser humano.

La antropología antroposófica distingue la parte física, anímica y espiritual del ser humano. El ámbito cultural-espiritual de una sociedad tiene la función de educar al individuo y crear las condiciones para su desarrollo espiritual libre, entre otras en la esfera del arte, de la ciencia, de la convicción religiosa, de la salud y el pensamiento libre. El ámbito anímico es el del intercambio con los demás, las relaciones, la expresión de opiniones y la construcción de derechos con los que pueden vivir todos. Este ámbito, el ámbito jurídico-político, debe dar seguridad y garantizar la igualdad de participación para todos los ciudadanos. Y finalmente, la tarea de satisfacer las necesidades físicas del ser humano en condiciones dignas es la tarea de la organización económica, para la que Rudolf Steiner desarrolló el ideal de una economía fraternal en comunidades asociativas.

¿Tiene sentido postular un nuevo orden social y la realización de los tres ideales sociales si se parte de una concepción que reduce la naturaleza del ser humano al aspecto físico material? La respuesta de Rudolf Steiner es la siguiente:

"Con la Revolución Francesa surgen tres de los más legítimos impulsos de la vida humana: los de la fraternidad, libertad e igualdad. Por otro lado, como caractericé en otra ocasión, esta triple unidad de fraternidad, libertad, igualdad que tiene su origen en la Revolución Francesa apareció de una forma contraria a la evolución de la humanidad. Si es justificado partir de que la humanidad está en un proceso de devenir, no se puede hablar de estas tres, la fraternidad, la libertad, la igualdad, sin hablar de alguna manera de los tres miembros de la naturaleza humana.
...
No tiene sentido concebir el ser humano como unidad que resultó de una mezcla fortuita y luego hablar de fraternidad, libertad e igualdad. Antes hay que saber que el ser humano está constituido en cuerpo, alma y espíritu, y hay que saber que el ser humano sólo puede ser libre si quiere ser libre en su alma."
Sintomatología histórica, segunda conferencia, GA 185.

“Quien contempla al ser humano terrestre reducido a su vida como ser físico, entre el nacimiento y la muerte, no ve el ser humano integral, tiene una visión errónea del ser humano integral. Y si de ahí establece un ideal humano para el ser humano físico, este ideal no hace justicia al ser humano integral.”
Impulsos evolutivos interiores de la humanidad. Goethe y la crisis del siglo XIX, novena conferencia, GA 171.

“Sólo cuando se sabe que el ser humano está compuesto de cuerpo, alma y espíritu, y que de los tres ideales de finales del siglo XVIII, la fraternidad se refiere al cuerpo, la libertad al alma, la igualdad al Yo, entonces se habla en un sentido que corresponde al sentido interior del mundo espiritual.”
Impulsos evolutivos interiores de la humanidad. Goethe y la crisis del siglo XIX, novena conferencia, GA 171.

 

Adquirir un conocimiento de la evolución de la humanidad

“No crean que la necesidad del organismo trimembrado sea justificable por las ideas aleatorias de cualquiera. Por el contrario, tal necesidad surge del conocimiento más íntimo de la evolución humana, y de lo que necesariamente tendrá que suceder para que, bajo el reconocimiento de su sentido, la meta de la evolución de la humanidad se haga realidad. Por eso tuvimos que pasar por esta terrible catástrofe de la guerra mundial de los últimos años, porque la dificultad consistía en reconocer una meta que es de naturaleza espiritual y porque nadie se ocupó de reconocer metas de este tipo.
Hay que hacer fuerzas para salir de este caos. El propio transcurso de la evolución de la humanidad dicta y exige que hagamos un esfuerzo para salir de este caos. Por eso creo que sólo aquellos podrán comprender la necesidad de una trimembración social que partan de convicciones interiores antroposóficos y del conocimiento de lo que realmente está sucediendo en el desarrollo de la humanidad.”
Rudolf Steiner, El aspecto interior del enigma social, sexta conferencia Berlín, 12 de septiembre de 1919, GA 193

 

Conocer las condiciones para una construcción humana de la sociedad.

“La antroposofía me gusta, pero no quiero saber nada de la trimembración. Quién habla así semeja a quien dice «Sí, yo tengo un interés en lo espiritual, pero lo espiritual no debe inmiscuirse en lo político; lo espiritual debe ser independiente de lo político.» Pero, mis queridos amigos, si esto es precisamente lo que quiere lograr la trimembración. Pero debido a que lo espiritual en el presente no es autónomo en ninguna parte, es una ilusión si ustedes creen que sólo pueden tener interés en lo espiritual. Para que su ideal abstracto pueda concretarse en algo, y antes de que ustedes tengan algo en lo que poner su interés sin que sea influenciado por la política, primero la trimembración habrá de conquistar tal ámbito en el que ya no haya necesidad de preocuparse por la política.
La trimembración lucha precisamente por establecer el ámbito en el que las almas somnolientas quieren sentirse cómodas; ámbito que para ellas es una mera ilusión. Estas almas somnolientas: ¡cuántas ganas tiene uno de despertarlas! - se sienten muy cómodas mientras interiormente pueden ser místicos, cuando acogen a todo el mundo dentro de sí, cuando descubren al Dios en su propia alma, y mediante todo ello se convierten en personas tan perfectas. Pero esta interioridad solo tiene un valor si sale hacia fuera abriéndose a la vida. Me pregunto si tiene valor alguno si ahora, en el momento de suma emergencia, en el que el mundo está en llamas, el hombre no encuentra el modo de involucrarse en los asuntos públicos. Vaya interés en la antroposofía que ni siquiera encuentra la oportunidad de cooperar en lo que la antroposofía quiere impulsar.

Esos antropósofos que sólo quieren estar interesados en la antroposofía y no en lo que puede surgir de la antroposofía frente a la vida, se parecen a hombres que son caritativos sólo con sus palabras, pero no lo son cuando realmente haría falta. Por lo tanto, lo que se encuentra entre las personas que solo quieren estar interesadas en la antroposofía a su manera, es palabrería antroposófica. Lo único real de la antroposofía es lo que repercute en la vida.»74 La «realización» de la trimembración social depende de las facultades que haya desarrollado el individuo. La revolución anímico-espiritual es la condición previa para el cambio social. En este sentido Rudolf Steiner se dirigió, en función del estrato social al que pertenecía el público, a su pensamiento (ideología y valores espirituales), sentimiento (sensación de injusticia social) y voluntad (voluntad de cambio social). No quería que la trimembración social fuera interpretada como programa político sino más bien como una descripción de las condiciones bajo las que se pueden entender las relaciones sociales y hacerlas fructíferas para una construcción humana de la sociedad. “
Rudolf Steiner; Ideas sociales, realidad social, práctica social, tomo 1, ‹Preguntas y respuestas en reuniones de estudio de la Unión para la Trimembración del Organismo Social›, segunda reunión, Stuttgart, 3 de marzo de 1920, ‹Cómo continuar con el impulso de la trimembración›, GA 337a.

 

La antroposofía como ciencia que ayuda a comprender la actualidad y las condiciones sociales

"En el fondo, como dije antes, cuando en la actualidad se habla a un público común de la trimembración del organismo social, se habla prácticamente a oídos sordos. Y además de esto, si se pretende lograr algún éxito, hay que estar de cierto modo incorporado en el movimiento, sobre todo desde el sentimiento y el corazón. No es necesario, ni mucho menos, estudiar los secretos del éxito adaptándose escrupulosamente a lo que quiere escuchar el público. Lo que es necesario es ser contemporáneo de la época actual y colocarse en la actualidad. Y miren ustedes, lo único capaz de introducir a las personas en el centro de los fenómenos de la época, y lo único que puede suscitar un interés realmente profundo en los fenómenos de la época, es la antroposofía. Por estas y otras razones, quien quiera hablar exitosamente sobre la trimembración, como mínimo debe estar íntimamente convencido de que es necesario para la comprensión de la trimembración, que también la antroposofía sea acercada al público."
Rudolf Steiner, Antroposofía, trimembración social y arte discursivo, sexta conferencia, Dornach, 16 de octubre de 1921, Editorial El Liceo, 2016

 

Autor: Michael Kranawetvogl