Capital, trabajo, naturaleza

Capital, trabajo, naturaleza

 

Índice

Capital, trabajo, naturaleza. Interdependencias

Las fuerzas de producción: Creación de valor económico

Mercantilización de capital, trabajo, naturaleza

 

 

Son conocidos los tres ámbitos del organismo social según la trimembración funcional en los tres ámbitos económico, jurídico-político y cultural-espiritual. Aparte de esta división existe la diferenciación de las fuerzas de producción que actúan en dichos tres ámbitos: capital, trabajo y mercancía. Otra diferenciación triádica adicional que hace Rudolf Steiner es la de “capital, trabajo y naturaleza”. En este último caso, la naturaleza es concebida en el estado antes de ser transformada mediante el trabajo humano y/o trasladado a los lugares de distribución.

 

Capital, trabajo, naturaleza. Interdependencias

“Estudiando las teorías oficiales de economía política, normalmente encontrarán mencionados tres factores que tienen que interactuar para hacer funcionar toda la economía. Encontrarán mencionados: la naturaleza [que se transforma en mercancía mediante el trabajo humano], el trabajo humano y el capital. Ciertamente, se puede decir que, siguiendo el proceso económico, se encontrará en el curso del mismo lo que proviene de la naturaleza, lo que se logra con el trabajo humano y lo que se emprende u ordena con el capital. Sin embargo también es cierto que, mirando simplemente la naturaleza, el trabajo y el capital por separado y como factores desconectados el uno del otro, no será posible formarse una imagen viva del proceso económico.”

Curso de economía política, segunda conferencia, GA 340

 

Las fuerzas de producción: Creación de valor económico

La creación de valor económico tiene lugar,

  • Por una parte, cuando el trabajo transforma la base natural con el fin de producir bienes económicos:
  • Por otra parte, tiene lugar en la medida en que el capital (las capacidades y conocimientos del empresario)  organiza el trabajo.
  • El trabajo es el factor intermedio. Por un lado, es la fuerza que da la transforma la base natural, por otro lado, el trabajo es el instrumento que del capital y su fuerza transformadora (por ejemplo en forma de una innovación tecnológica para cuya realización de necesita, aparte de la fuerza inventora del espíritu, el capital financiero necesario).

 

Mercantilización de capital, trabajo, naturaleza

En la economía capitalista moderna, estos tres factores son reducidos y comodificados bajo la única perspectiva: todos los tres son considerados mercancía o bien comprable. El problema es que el capital, el trabajo, y la naturaleza (la base natural o renta básica, o productividad de un territorio) se pueden considerar o tratar como mercancía, pero en realidad no lo son.

  • El siglo XIX está marcado por la mercantilización del trabajo, que, como contramovimiento, provocó el movimiento de los obreros y de las cooperativas. El poder de los sindicatos y los partidos obreros condujo a soluciones que sin embargo no resultaron sostenibles y perdieron su función pacificadora con la Primera Guerra Mundial.
  • En los años 20 del siglo pasado, llegó una segunda oleada de mercantilización, particularmente impulsada por el capital. La consecuencia fue la gran crisis económica mundial de 1929/1930.
  • En la tercera fase, la mercantilización se apropia de la naturaleza en un alcance sin precedentes. Ya no se trata solo de la tierra y de los recursos naturales, sino de los reinos naturales en su conjunto. Los resultados de la investigación sobre el genoma de plantas, animales y humanos son patentados para comercializarlos. De esta forma, se comercializa cada vez más información biológica.

 

Véase también en este glosario:

Mercantilización de alimentos

Renta básica y mínimo de subsistencia

Capital, trabajo y mercancía

 

Autor: Michael Kranawetvogl