Crisis sociales – Terapia

Índice

La república autónoma del Yo

Retrospectiva histórica e introspección

Revolución externa e interna

Orden mundial y libertad individual

Conocer el ser humano trimembrado

¿Realizar reformas o ideas grandes?

¿Cambiar las condiciones externas o el conocimiento?

Las ideas sociales y la ciencia espiritual. El conocimiento de más allá del umbral

 

La república autónoma del Yo

“Lo más importante para el futuro no sucederá a través de todo tipo de instituciones, por mucho que se crea hoy en día en las instituciones como la única solución para el bienestar de todos. Lo más importante para el futuro sucederá a través de la labor de la persona única e individual. Esta labor del individuo solo puede nutrirse de una verdadera confianza en la fuente inagotable de fuerza divina en el propio alma-“

Bases histórico-evolutivas para la formación de un juicio social, sexta conferencia, GA 185a

 

Retrospectiva histórica e introspección 

“¿Cuáles fueron las razones de este error fatal? Esta pregunta es importante que induzca a una cavilación en las almas del conjunto del pueblo alemán. Su existencia dependerá de si ahora tiene o no, la fuerza para tal introspección. Su futuro depende de si puede plantearse seriamente la pregunta: ¿cómo caí en el error?“

Rudolf Steiner, Llamamiento al Pueblo Alemán y al Mundo Cultural, 1919, GA 23

 

Revolución externa e interna

Poco después de la Revolución Francesa hubo una segunda revolución en Alemania que tuvo lugar en el pensamiento y la filosofía del Idealismo Alemán. Desde la filosofía del Yo, consciente de su acción autónoma desde el poder espiritual y la responsabilidad moral. En 1918, Rudolf Steiner traza las líneas de otra revolución paralela y necesaria, del ser humano que tiene que entender y dirigir desde el Yo las fuerzas durmientes de su pensamiento, sentimiento y voluntad, desarrollando confianza en ellas. Los ideales de la Revolución Francesa, libertad, igualdad, fraternidad, encarnan en el pensamiento, sentimiento y voluntad del ser humano, que tiene que preguntarse cómo las tres facultades anímicas, dormidas e infravaloradas, podían convertirse en coartífices de la guerra y del caos social, y cómo ahora pueden despertar en un contexto de curación posterior.

 

Orden mundial y libertad individual

La idea de construir un paraíso en la Tierra con ideas y programas para todos

“es una de las mayores ilusiones, y una de las más fatales que puede haber. Los seres humanos no son sólo el ser humano abstracto, también son el ser humano concreto. El hecho fundamental es que cada ser humano es una individualidad. Esto es lo que intenté afirmar en mi "Filosofía de la Libertad" contra las tendencias de normalización del kantianismo y socialismo.

Rudolf Steiner, La exigencia social fundamental de nuestra época., cuarta conferencia, Dornach, 6 de diciembre de 1918, GA 186.

 

Conocer el ser humano trimembrado

No se entenderá lo que sucede en la estructura social de la humanidad y cómo actúan las estructuras sociales si no se llega a conocer al propio ser humano en su naturaleza trimembrada.

Bases histórico-evolutivas para la formación de un juicio social, octava conferencia, GA 185a

Véase también en este glosario:

Organismos social

Organismos humano y social

 

¿Realizar reformas o ideas grandes?

"En la adversidad actual, sería fundamental que surgiera el reconocimiento que no se produjo durante los últimos cincuenta años. En lugar del pensamiento escrupuloso de las exigencias inmediatas del presente, ahora podría haber una generosa concepción de la vida, que abarcara el esfuerzo de reconocer las fuerzas evolutivas de la humanidad moderna con pensamientos enérgicos, y que se dedicara, con decisión y voluntad, a conocerlas. Sería necesario parar el impulso mezquino que desacredita como idealistas poco prácticos a todos aquellos que dirigen su atención a estas fuerzas evolutivas."

 Rudolf Steiner, Llamamiento al Pueblo Alemán y al Mundo Cultural, GA 23

 

"Sólo puede tener algún impacto significativo lo que capta lo grande y abarcante, que irradia sus fuerzas a todo lo humano. No hay nada malo en que fracasen lo pensado a lo grande, pues seguirá existiendo el impulso, y esto es lo que cuenta. Lo que cuenta es el impulso."

Bases histórico-evolutivas para la formación de un juicio social, sexta conferencia, GA 185a

 

¿Cambiar las condiciones externas o el conocimiento?

“Será difícil llegar a algo como la idea de la "Trimembración del Organismo Social", que no trata del paraíso en la Tierra, sino de lo que es necesario para que el organismo social sea sano y vivo. Frente a aquella opinión de que el paraíso en la Tierra es posible [...] mediante instituciones físicas, existe otra opinión de los tiempos antiguos, que se puede caracterizar como sigue:

Todos los seres humanos, en la medida en que viven y trabajan en el plano físico, hasta cierto punto tienen la tendencia a enfermar y necesitan una constante intervención curativa. - Es cierto que aquí en el mundo físico el ser humano puede establecer instituciones de la economía, del derecho, etc. Pero si todo lo que se está disponiendo de esta manera tan sólo sigue sometido a su propia fuerza, es decir, si no hay nada que influya en las instituciones externas, entonces el organismo social de la humanidad se pone cada vez más enfermo. No es posible crear un organismo social sano con medidas externas; esto sólo haría que tal organismo enfermase cada vez más. Para que ello no suceda, es necesario permitir que haya una vida espiritual paralela a las medidas tomadas por el mundo físico. Una vida espiritual que detenga, por así decirlo, los gérmenes de enfermedad que se producen continuamente en el ser humano.

Cualquier conocimiento que no reabsorba el veneno que se produce de forma constante en el orden social, no sirve a la humanidad. El proceso de conocimiento ha de ser un proceso de curación. En los tiempos antiguos se sabía que cualquier cultura que se desligara del conocimiento, provocaría que el organismo social cayese en la enfermedad. Es por eso que la fuerza del conocimiento fuera concebida desde el principio como fuerza sanadora.”

Rudolf Steiner, Factores de curación del organismo social, primera conferencia

 

Las ideas sociales y la ciencia espiritual. El conocimiento de más allá del umbral

En los “tiempos de la trimembración social”, Rudolf Steiner tuvo que pasar por la dura experiencia de que sus ideas sociales, ideas de un iniciado desarrolladas mediante la ciencia espiritual, no fueran aceptadas o reconocidas por los representantes del mundo político. En las siguientes citas habla de la confianza y abertura que el ámbito jurídico-político  tiene que desarrollar para los altos representantes de una vida y ciencia espiritual libre.

 “El camino que debe seguir el futuro puede caracterizarse claramente. - Hoy en día, las ideas socialmente fructíferas sólo pueden ser encontradas por las pocas personas que pueden hacer uso de ciertas facultades espirituales. …

Pero estos pocos tendrán que proponerse la tarea de comunicar lo que han obtenido del mundo espiritual precisamente con referencia a las ideas sociales. Lo tendrán que traducir a la lengua a la que deben traducirse las verdades espirituales, que se ven de otra forma más allá del umbral. “

Por supuesto, según el carácter general de la época, nadie creerá a los iniciados en los secretos del umbral que hablan de ideas sociales. No existe la confianza necesaria para ello. Toda idea social que la conciencia ordinaria toma del mundo sensible ... se considerará equivalente a ... lo que el iniciado extrae del mundo espiritual y que puede ser verdaderamente fructífera.

Pero... el que realmente esté dispuesto a hacer uso del sentido común y sano juicio, no del pensamiento científico intelectualmente corrompido, podrá en cualquier momento, aunque no encuentre lo que sólo los iniciados pueden encontrar, probar y comprobarlo en la vida. … Este es el camino que las ideas socialmente fructíferas tendrán que tomar en un futuro próximo. No hay otra forma de avanzar.

Con esto, mi pretensión no ha sido presentar un programa, pues en un futuro próximo la humanidad tendrá que pasar por experiencias nada agradables con los programas; solo quería caracterizar un proceso positivo que tendrá que tener lugar en el futuro.

...

Lo importante es no creer que se pueda hacer esto o aquello a partir de cualquier idea; lo importante es creer en las personas que trabajan juntas. La cooperación personal es necesaria para que entre los que cooperan pueda haber también quienes recogen las ideas necesarias de más allá del umbral.

Bases histórico-evolutivas para la formación de un juicio social, octava conferencia, GA 185a

 

Autor: Michael Kranawetvogl