Hegemonía mundial de la frase vacía

 

Índice

Frases huecas y juicios trabajados

Hegemonía mundial de la frase y muertes por hambre

Frase vacía y gobierno

Transformaciones espirituales y sociales en la evolución de la humanidad

La frase vacía en los tres ámbitos sociales

Ejemplos de frases vacías y conceptos usurpados en la actualidad

Frase vacía y pensamiento socio-político

 

Frases huecas y juicios trabajados

En la época del alma consciente, nuestro pensamiento depende del empeño y la voluntad que ponemos en él. Y de esta voluntad individual del pensamiento “es de donde se forma también nuestro movimiento social”. El pensamiento que repite las ideas de la trimembración social como fórmulas no es un pensamiento individualmente trabajado.

“Lo que la gente piensa en última instancia es mucho menos importante que el cómo piensa y cómo se orienta su pensamiento. Después de todo, lo incisivo y decisivo del actual movimiento mundial no está en si es reaccionario, liberal, democrático, socialista o bolchevique. … Lo importante es el cómo se forman los pensamientos.  ...

Así que tenemos que mirar lo esencial que quiere hacerse valer en los pensamientos. Porque en el movimiento del presente muy poco dependerá de los programas que hoy andan entre nosotros como momias del juicio individual. Mucho dependerá de que la gente aprenda a pensar de forma diferente, a formar sus pensamientos de forma diferente.”

La cuestión social como cuestión de consciencia, tercera conferencia., GA 189.

 

Hegemonía mundial de la frase y muertes por hambre

"En un momento la humanidad tendrá que darse cuenta de lo que significa la hegemonía mundial de la frase. Quienes no estén dispuestos a reconocerla desde la observación de lo que sucede en el mundo, tendrán que aprender por el hecho de que una economía que se desarrolla sin los impulsos de la espiritual le lleva a la muerte por hambre. La muerte por el hambre será la prueba real de que nuestra vida económica está dominada por el anti-espíritu, no por el espíritu. Hemos dejado de buscar el espíritu en la realidad, y quedamos aferrados al anti-espíritu de una vida pseudo-espiritual, que cuando habla del ser humano solo puede pronunciarse en forma de puras frases.

Hay un solo remedio para ir más allá de la hegemonía de la frase vacía. Hacer que la vida espiritual esté libre de la presión bajo la que no pudo hacer otra cosa que devenir en frase hueca. Una vida espiritual que no construye sobre sus propios fundamentos, una vida espiritual que permite que sus instituciones sean establecidas por la vida económica y cuidadas por la vida política, una vida espiritual que tiene que seguir los reglamentos del Estado y las fuerzas de la economía, no podrá desenvolverse en libertad.

Para desenvolverse libremente, para alcanzar el verdadero espíritu y para superar la frase hueca, la vida espiritual tiene que ser tal que establezca sus instituciones a partir de su propia base. Es el único remedio contra la marcha triunfal de la frase hueca mundial: la autonomía de la vida espiritual."

Rudolf Steiner, La crisis del presente y el camino hacia el pensar sano, primera conferencia, 2 de marzo de 1920, GA 335

 

Frase vacía y gobierno

"La vida espiritual de la humanidad, cuyos portadores son la memoria, la inteligencia y la actividad de los sentidos, no tiene futuro si no recibe impulsos del mundo espiritual. Esto es algo que no se admite hoy en día. Y no se admite por una razón histórica. Desde mediados del siglo XV, se han ido formando las entidades que hoy se consideran las verdaderas portadoras de la civilización: los Estados modernos ..."

Rudolf Steiner, Transformaciones espirituales y sociales en la evolución de la humanidad, décima cuarta conferencia, GA 196

 

Acabo de hablar de algo muy grave: la frase vacía. Sin embargo lo bueno de lo frásico que vive en nuestro entorno es que mediante la frase vacía se prepara un espacio en el que podrá entrar el verdadero espíritu. … En particular en el mundo occidental, en el mundo anglo-americano, la humanidad seguirá hablando, en los idiomas convencionales, sobre innumerables conceptos y fórmulas que seguirán en uso aunque ya no signifiquen nada. Ahí es donde vive la frase exenta de cualquier realidad. Y ahí es donde también puede cobrar espacio el espíritu, que en general es incapaz de acomodarse en los contenidos del pasado.

En occidente, todo lo que es patrimonio de la humanidad se convertirá en pura frase. Esto significa que por el otro lado existe la responsabilidad de fundir en el vaso vació un espíritu del que se puede afirmar: este reino no es de este mundo.

Estas son las circunstancias reales, y hay que ver cómo estas circunstancias pueden ser la base de formas ulteriores; dado que, máxime en los países occidentales, siguen actuando clandestinamente las sociedades ocultas, que según sus convenciones integrarán la segunda fase del imperialismo en la tercera. Porque en la cultura anglo-americana tenemos dos tipos de imperialismo que se solapan el uno al otro: el imperialismo económico de Chamberlain y el imperialismo simbólico de las sociedades ocultas, con alta eficacia pero ampliamente ocultada a la humanidad.

Rudolf Steiner, Transformaciones espirituales y sociales en la evolución de la humanidad, décima sexta conferencia, GA 196

 

Transformaciones espirituales y sociales en la evolución de la humanidad. La frase vacía en los tres ámbitos sociales

En el ciclo “Transformaciones espirituales y sociales en la evolución de la humanidad”, Rudolf Steiner habla ampliamente de la cultura de la frase vacía y su repercusión en la sociedad.

"Vivimos en la época de la frase vacía. Pero hay que entender que la frase vacía inicia algo nuevo en el desarrollo de la humanidad.

...

Es necesario que exista el fenómeno de la frase vacía, pero luego también es necesario desvelar su naturaleza. Solo entonces será posible que se desarrolle una nueva vida espiritual. Si queremos entender el presente, hay que partir de estas premisas, digamos, desagradables, y de ahí dirigir nuestra atención al nacimiento de una nueva vida espiritual, haciendo que se vuelva ilusorio lo que antes fue realidad en el desarrollo de la humanidad."

¿Cómo podemos concebir el proceso de esta transformación? Rudolf Steiner comenta:

"Y esto sucederá cuando particularmente los pueblos de habla inglesa lleguen a la evidencia de cómo todo lo que siguen conservando como valores y tradiciones de épocas anteriores, ha devenido pura frase en sus bocas, y cómo la vida económica … es la única realidad verdadera, una realidad que está por debajo de la pura frase [es decir una realidad que no puede ser manipulada, por ejemplo,  por la retórica rutinaria y estereotípica, el lenguaje diplomático vacío, etc.]"

¿Qué tiene que ver todo esto con la trimembración social? Rudolf Steiner continúa:

"Es cierto que las frases [vacías] son posibles en el ámbito de la espiritualidad, e incluso en el ámbito jurídico-político, pero no en la vida económica porque no se pueden comer y no satisfacen el hambre. Es por eso por qué en la época de las frases, la realidad económica se ve poco aludida. Y en el momento en el que se produzca la conciencia de que la ilusión es una ilusión, de que la frase es una frase, surgirá una sensación de enorme vergüenza:

En el momento en que se produce este autoconocimiento, es decir, cuando la frase vacía sea desenmascarada como frase vacía, se producirá la gran vergüenza, y entonces se producirá el cambio. Porque entonces habrá comprensión de la necesidad de renovar la vida espiritual. Pero esto debe prepararse por un número suficientemente grande de personas que sepan interpretar a fondo las condiciones del presente."

Para entender lo que Rudolf Steiner quiere decir con esto, hay que entender lo que es la realidad de la vida económica desde la ciencia antroposófica. La economía no es el resultado de fuerzas ciegas y desconocidas del mercado (como la mano invisible del mercado o las fuerzas abstractas de oferta y demanda). A contrario de esta concepción, Rudolf Steiner destaca lo que vive en la vida económica es

“la objetivación del sentimiento y de la voluntad de las personas que conviven en una sociedad. Lo que en el ser humano aparece como sentimiento y anhelo, y sobre todo como volición, crea condiciones que luego condicionan la vida social de los demás.”

Rudolf Steiner, Transformaciones espirituales y sociales en la evolución de la humanidad, décima cuarta conferencia, GA 196

 

Si, siguiendo las tendencias de intelectualización, las facultades “inferiores” del ser humano (sentimiento, anhelo, voluntad) se vuelven cada vez menos vigorosos, la única fuerza restante capaz de influir en la vida social resulta ser la inteligencia seca, compuesta de percepción sensorial, reflexión y memoria.

100 años después, nuestra realidad supera con creces las indicaciones de Rudolf Steiner. Las fuertes tendencias contemporáneas de  intelectualización y digitalización son la prueba de lo que en el mismo ciclo Steiner llamó el “entumecimiento de la civilización humana que convierte el ser humano en máquina andante”. El desequilibrio en la valoración del intelecto, del sentimiento y la voluntad tienen consecuencias sobre la sociedad:

"El ser humano tendrá que aprender a sentir esto como gran enfermedad terrible de la  que la civilización actual.. … Practicar la ciencia espiritual hoy significa buscar el proceso de curación de la civilización enferma. Esto debe ser sentido por un número suficientemente grande de personas, y debe ser sentido profundamente y a fondo, siempre con la ayuda de la ciencia espiritual. Ahora todos los grandes acontecimientos decisivos se producen sin que haya alguna sensación de lo que realmente se está haciendo".

La trimembración social se entiende como principio guía para el proceso curativo social. Junto al ámbito del trabajo intelectual, da el mismo valor y derecho a los otros ámbitos sociales, reconociendo que

”en lo que llamamos el orden de la vida social, [también] tienen una vida independiente los sentimientos, anhelos y voluntades humanos.”

Rudolf Steiner, Transformaciones espirituales y sociales en la evolución de la humanidad,  décima cuarta conferencia, GA 196

 

El sentimiento y la voluntad necesitan sus campos de acción en el ámbito jurídico-político y en el ámbito económico. En ellos es en donde aportarán todo lo que pueden aportar: fuerzas que no pueden ser considerado menos valiosas que las fuerzas de intelecto y razón.

Véase también en este glosario:

Trimembración interior. Pensar sentir querer en los tres ámbitos sociales

 

Ejemplos de frases vacías y conceptos usurpados en la actualidad

Un ejemplo actual de cómo “todo lo que siguen conservando como valores y tradiciones de tiempos anteriores, ha devenido pura frase” es la Agenda 2030, un producto característico de la intelectualidad occidental. Los primero tres puntos rezan:

  1. Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo
  2. Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible
  3. Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades

En este texto destaca, entre otros el concepto de la sostenibilidad, desarrollado en los años 70 del siglo pasado en el contexto de la economía ecológica, y usurpado por un espíritu que jamás se comprometió con la economía sostenible ecológica, la sostenibilidad de la granja biodinámica, o de la economía asociativa en un contexto más amplio.

“Los pueblos occidentales tendrán que ser los primeros en admitir la vaciedad de las frases. Tiene que llegar el momento en que se produzca la comprensión del hecho de que: ya no podemos aferrarnos a nuestras propias palabras.

La realidad entre nosotros es lo que adquirimos y preparamos para el estómago y la digestión de los demás. Mientras no se haya comprendido el carácter de la frase vacía, y mientras no se sepa que la economía es la única realidad, no se llegará al necesario auto-entendimiento.

Una vez llegado a este auto-entendimiento, el ser humano se dirá a si mismo que, junto a la realidad física de la economía, tiene la absoluta necesidad de una realidad espiritual.

Es necesario que se produzca este primer momento de conocimiento. Sin él, la evolución de la humanidad no avanzará hacia una nueva vida espiritual, pero antes tiene que pasar por el elemento de la frase vacía.”

Rudolf Steiner, Transformaciones espirituales y sociales en la evolución de la humanidad,  décima séptima conferencia, GA 196

Reconocer la realidad económica significa reconocer su la naturaleza esencial del ámbito económico, que es el campo de acción y voluntad. La pretensión de la trimembración social es crear las condiciones para esta voluntad (y las necesidades físicas del ser humano), no dirigirla con “frases” de viejas ideas abstractas.

 

Véase también en este glosario:

Trimembración interior. Pensar sentir querer en los tres ámbitos sociales

 

Frase vacía y pensamiento socio-político

Por ejemplo, en su grueso libro sobre el Estado, que en realidad es un compendio de fraseología moderna, aparece la siguiente definición frásica: "El derecho es la voluntad del Estado en relación con la conducta civil de quienes están bajo su autoridad.”

Rudolf Steiner, La crisis del presente y el camino hacia el pensar sano, primera conferencia, 2 de marzo de 1920, GA 335

 

He ahí el ser humano cuya cualidad más característica es lo que quiero llamar el sistema del pensar”

Rudolf Steiner, La crisis del presente y el camino hacia el pensar sano, tercera conferencia, 2 de marzo de 1920, GA 335

Uno tiene la sensación de que alguien se ha permitido una vez el gran lujo de traducir toda opinión pública al lenguaje de las frases vacías y publicarlo en forma de código. ¿Y saben cómo se llama este código de frases? "El Estado", y su autor es Woodrow Wilson.

Rudolf Steiner, Transformaciones espirituales y sociales en la evolución de la humanidad, décima séptima conferencia, GA 196

 

¿De qué sirve que el mundo adorara a Wilson, cuando se puede comprobar que toda la política wilsoniana era una política de frases huecas?”

Rudolf Steiner, Transformaciones espirituales y sociales en la evolución de la humanidad, décima cuarta conferencia, GA 196

 

Autor: Michael Kranawetvogl

Véase también en este glosario:

Crisis sociales – Diagnóstico